Las cookies nos ayudan a ofrecerle un mejor servicio. En el uso de nuestros servicios, usted está de acuerdo con el uso de cookies. Leer Más

La neumonía adquirida en la comunidad (NAC) es una infección aguda del parénquima pulmonar. Habitualmente, es acompañada de alteraciones auscultatorias, presentando el enfermo síntomas respiratorios y síntomas generales variables. Se estima que la incidencia de NAC pueda afectar a 11,6/1000 individuos por año, aumentando con la edad (a los 65 anos, hasta 44/1000 individuos por año) y con la existencia de comorbilidad. La mortalidad por NAC es de 1 a 3%, aumentando para 6 a 24% en enfermos hospitalizados y para 22 a 57% en Unidades de Cuidados Intensivos.


Los síntomas más comunes de neumonía son la tos productiva con expectoración, dolores en el tórax, fiebre, escalofríos e falta de aire. Estos síntomas están habitualmente muy relacionados con la extensión de la enfermedad. La auscultación pulmonar de los enfermos con neumonía presenta habitualmente una modificación característica de la transmisión de los sonidos.

En la mayoría de los casos, el diagnóstico se confirma a través de una radiografía de tórax. Pueden, también, ser efectuados exámenes bacteriológicos de la expectoración y de la sangre, con el fin de identificar el microrganismo responsable. Sin embargo, en la mitad de los individuos con neumonía no se llega a identificar el agente causal.
El Streptococcus pneumoniae es el principal microrganismo implicado en la PAC, siendo responsable de un número que pode llegar al 66% de casos. Es también responsable de cerca de 2/3 de las muertes por neumonía. Otros patógenos usuales están encolumnados en el cuadro 1.

Cuadro 1- Etiología de la neumonía adquirida en la comunidad

 

 

Enfermos tratados en

ambulatorio

Enfermos tratados en

ambiente hospitalario

Geriátricos

Hogares de la 3ª edad

Mycoplasma pneumoniae

Streptococcus pneumoniae

Streptococcus pneumoniae

Chlamydia pneumoniae

Microrganismos atípicos

Bacilos Gram-negativos

Streptococcus pneumoniae

Haemophilus influenzae

Staphylococcus aureus

Haemophilus influenzae

Bacilos Gram-negativos

 




La terapéutica antibiótica inicial es, normalmente, empírica. La elección del antibiótico depende de numerosas variables, de la gravedad de la enfermedad, edad del enfermo, síntomas, comorbilidad, medicación concomitante, contexto epidemiológico, contactos con otros enfermos o con un tipo de ambiente específico e intolerancia a un determinado antibiótico o sus efectos secundarios. Existen directrices publicadas por varias Sociedades Médicas y en diferentes países para el tratamiento empírico de la PAC, pero se verificó que esas normas no siempre son cumplidas y que los antibióticos mas utilizados en la PAC varían de región en región.

El antibiótico ideal para iniciar una terapéutica empírica de la PAC deberá ser aquel que se revele eficaz contra los agentes etiológicos mas importantes, o sea, los neumococos (incluyendo los resistentes a la penicilina), H. influenzae y microrganismos atípicos intracelulares.